Monday, September 10, 2007

Narcotango: entrevista con Carlos Libedinsky

¿Cuán neo, libre o líquido es Narcotango?

Según Carlos Libedinsky, el compositor y lider musical de Narcotango, ‘una cadena’1 es un encadenamiento fluido de pasos de baile, como una mezcla bonita del baile tradicional y lo que ahora llaman ‘tango líquido’, ‘tango libre’ y ‘neotango’. Yo me pregunto cuán ‘líquido’, ‘libre’ o ‘neo’ sea ese tango. Para saberlo seguí el grupo un fin de semana, cuando estaban en Holanda. El sábado, el 5 de mayo, Narcotango actuó en Paradiso, y el domingo, el 6 de mayo, Carlos Libedinsky dio un taller de neotango en Amsterdam.

Encuentro a los miembros de Narcotango en el vestuario de Paradiso en un ambiente casi eufórico. Es obvio que tienen ganas de actuar. Sólo Rosana Laudani, la cantante del grupo, y también esposa de Libedinsky, todavía se encuentra ante el espejo para dar la última mano a sus pestañas pegadas. Los otros andan un poco, y Carlos Libedinsky dice que sí tiene un momento libre para atenderme.

Decido ir directamente al grano: “Qué exactamente es lo que llaman ‘neotango’, y cómo el público intepreta, en general, la música de Narcotango?” Carlos Libedinsky contesta que el tango tradicional está ligado a una atmósfera de la tradición, como el ‘neotango’, o tango electrónico, también está ligado a una cierta atmósfera. “Sólo es que la atmósfera de Buenos Aires de hoy en día ya no es la de antes. Por eso necesitamos contar algo nuevo con nuestra música, pero sin desatender la tradición del tango. Me interesa generar algo nuevo de los elementos tradicionales. En este momento el tango se encuentra en un proceso de cambio. Y, eso es bueno, mejor que cuando todo siguiera como antes. Una cultura no es algo estático, sino algo que tiene que quedarse en movimiento. Lo nuevo es interesante y ayuda a reflexionar.”
¿Quiere saber lo que dijo Miguel Ángel Zotto en el número de abril de nuestra revista sobre la nueva música electrónica?
2 Porque mi mirada probablemente no augura nada bueno, Carlos Libedinsky dice que, a decir verdad, no quiere saberlo en absoluto: “Renovaciones siempre generan reacciones negativas, y casi siempre tienen su orígen en la intolerancia. Alguien como Zotto pertenece a la categoría de gente que sólo se interesa por oponerse, en vez de escuchar verdaderamente. Se encierra en si mismo, y eso no es muy inteligente.”
Mientras tanto el grupo está al punto de actuar. Les dejo en el vestuario y voy a la sala.

Paradiso está llena de gente. Los instrumentos están puestos ante una pantalla grande, en la que a lo largo del concierto aparecen imágenes más o menos alucinantes. Las imágenes parecen subrayar el alto grado de abstracción de la música. La cantante Rosana Laudani no tiene texto, sólo canturrea. Suena lindo, pero tengo que acostumbrarme un poco al tener que prescindir del texto. Cuando Laudani, saltando mucho al final, también se quita los zapatos de tango, parece que con eso ya se ha sacudido casi todo el tango. Lo que queda es una mezcla alegre de varios estilos musicales con alguno que otro toque de tango.

El primer CD de Narcotango tiene dos interpretaciones de tangos antiguos: Trancetango está basado en Duo de amor de Astor Piazzolla, y hay una versión de Mi Buenos Aires Querido. El resto de los números es original, y está compuesto por Carlos Libedinsky. Después del concierto hablamos más de la música y del origen del grupo. Le hago observar la imagen en la cubierta del primer CD de 2003 (el segundo salió en 2006) que llama mi atención. Muestra cuerpos envueltos en plástico, y pregunto si tiene una relación con la música: “Son capas plásticos que puedes pelar. Nuestro entorno rebosa de información, de estímulos, y depende de nuestro grado de sensibilidad cuánto podemos llegar a ver del alrededor. Una pareja de tango envuelta en plástico, son dos personas que coinciden, y eso puede terminar en cualquier cosa. Algo así tiene que expresar la foto. Pero, en realidad no es interesante explicar la foto, ni la música. Trata del ambiente y los bailarines marcan la tónica del ambiente de la música.”

¿Cómo llegó al tango? De las entrevistas anteriores resulta que Carlos Libedinsky hizo música pop hasta 1992, y tomaba parte en distintos proyectos de teatro (clásico y folklore). Antes estudiaba música clásica. Cuenta que fue influido por distintos músicos y estilos musicales, entre otros por Tom Waits, Björk, Massive Attack y Portishead; hasta que, en un momento dado, tropezara con el tango. Era porque bailaba tango: “Fui a las milongas y las consideraba como un tipo teatro, como sucesos teatrales. Sólo es que aquí se trata de la realidad, porque bailar no es ficción. En cuanto al tango fui influido por Di Sarli y Pugliese.”

El domingo después del concierto existe mucho interés por el taller “musicalidad y ritmo para bailarines”. Casi ya no cabe nadie más en la estrecha pista de baile del Café Swing Inn en Amsterdam. Dirigidos por Carlos Libedinsky, los bailarines sobre todo aprenden a improvisar y escuchar la música. Empieza la clase con: “Van a bailar en música que ya nunca van a oír.” Después deja andar a los bailarines, mientras tienen que acercarse, y presentarse el uno al otro en unas cuentas de la música. También aprenden a hacer un movimiento improvisto en más cuentas de la música. “Empecé con este taller porque los profesores me lo pidieron. Existe una necesidad de aprender a bailar desde la música. Unos holandeses han sido muy importante por su apoyo. Holanda fue nuestra primera casa.” Marijke de Vries ya les invitó en Holanda a finales de 2003, cuando apenas habían comenzado como grupo. Después fueron invitados por René Oey y Gabrielle Nederend de la escuala Tango Talks, para actuar en el Club Panamá de Amsterdam. Son ellos que dan el espacio para este taller.

Mientras tanto Narcotango, junto con grupos como el Gotan Project, pertenece al cumbre del neotango. El BBC usa su música en documentales, y toda Argentina se despierta cada mañana con el sonido narcotango bajo el noticiero.
Pero, ¿cuán neo, libre o líquido es ese sonido narcotango? Sobre los términos ya han dicho y escrito mucho. Narcotango hace música con elementos en los que se baila el tango, en una forma ‘liquida’ y improvisando libremente. Tal vez el nombre no importa. Está seguro que la música refleja la vida moderna de Buenos Aires y que a muchos bailarines progres les gusta bailar en esa música.

Anita Brus

(la entrevista fue publicada en la revista de tango La Cadena, en mayo de 2007)

1 La Cadena también es el nombre de la revista holandesa para la que escribí este artículo.
2 El bailarín Miguel Ángel Zotto dijo: “El tango electrónico, y todo lo que conlleva, es para almas de Dios. El ritmo es como el latido del corazón, y es por eso que a tanta gente se lo gusta. Pero, no tiene ninguna pofundidad, y por eso no va a ser nada más que una moda pasajera.”

1 comment:

KATHO said...

Yo conocí gracias a mi profesor de Tango, Juanpablo, el neotango, y el tango electronico, algunos puristas lo odian, yo soy partidaria de estas fuciones. es buenisimo además.
besitos.
pd, pasa a ver fotos de mi cumple, en http://kathogomez.blogspot.com