Tuesday, April 25, 2006

Hoy ha sido un día primaveral especial: gracias a Efraim Medina Reyes, Gabriel García Márquez, Jorge Franco Ramos, Fernando Vallejo, Manuel Mejilla Vallejo, Tomas Carrasquilla, Laura Restrepo, Mario Mendoza (sí, también Mario Mendoza), Eduardo Caballero Calderón, José Eustagio Rivera y Manuel Hernández Benavides (que me ayudó con la idea y la estructura) he terminado mi tesina sobre la literatura colombiana con una nueve.
El diploma de la graduación del master lo van a entregarme en la Universidad de Amstedam (UVA), el día 16 de junio, que es el día de mi cumpleaños

15 comments:

wintermute said...

Felicitaciones!!
con un beso

ella y su orgía said...

Enhorabuena, ¡guapa!
Doble celebración en junio.
En esta foto sí que te pareces a la Schneider. Bueno, en realidad pareces una virgen suicida (¿leíste la novela? Como de costumbre, la película no le hace honor).

Abrazo desnudo.

ana said...

¡beso para ti querido!

solojose said...

doble felicitación

ana said...

No Ella, no leí la novela (¿tengo que leerla?), ni vi la película. Hmmm, una virgen suicida, ya no virgen ni suicida... ¿Vas a venir a mi doble fiesta? Te invito, ¡te daré mi dirección!

Gracias solojose (¿sólo José?)

Ubaldo Gacharná Figueroa said...

Felicitaciones, muchas felicitaciones querida Ana. Me encantaría leer tu trabajo de tesis, entre otras razones porque los autores que trabajas también son de mi interés. Ana, ¿dónde vives?, cómo podría llegar a tu fiesta de graduación...

ana said...

Gracias Ubaldo, vivo en Amsterdam, podrías reservar un vuelo... Voy a entregarte la tesina en la fiesta.

Ubaldo Gacharná Figueroa said...

Ana, en este momento no tengo ni para la buseta, pero igual podría teletransportarme apelando a la imaginación y/o al tecnochamanismo.

En cuanto a la fiesta, La fiesta eres tú... como lo canta Inti-Illimani:

"Muchacha (...),
Como consuela tu vista,
Mirándote de tan cerca
No hay corazón que resista"

Ana, cuando estés en tu fiesta piénsame...

ella y su orgía said...

Por supuesto que iré. Sí, te recomiendo encarecidamente Las vírgenes suicidas (Jeffrey Eugenides). Ya me contarás.

Muchos, muchos besos.

ana said...

Ubaldo, ya estás en mi mente.
Ella, ¿de verdad? ¿Vas a venir? ¿Voy a besarte en vivo? ¡Casi no puedo creerlo!, pero si tú lo dices... De todas formas voy a lanzarme a las vírgenes.

Carlos Torres Tangarife said...

Aplausos, abrazos y un brindis con crema de café por tu cumpleaños. Que el aroma del campo y las balas de talento de la literatura colombiana te sigan apasionando.

Doblemente felicitaciones,

Gracias por conocer un poco de mí de país.

ella y su orgía said...

Anita, estaré allí en alma. En cuerpo es imposible, al menos esta vez.

Besos traviesos.

ana said...

Bueno, con todos aquí vamos a hacer una orgía de almas sin cuerpos...

Ubaldo Gacharná Figueroa said...

A UNA MUJER


No hay que llorar porque las plantas crecen en tu balcón, no
hay que estar triste
si una vez más la rubia carrera de las nubes te reitera lo
inmóvil,
ese permanecer en tanta fuga. Porque la nube estará ahí,
constante en su inconstancia cuando tú, cuando yo -pero por
qué nombrar el polvo y la ceniza.
Sí, nos equivocábamos creyendo que el paso por el día
era lo efímero, el agua que resbala por las hojas hasta
hundirse en la tierra.

Sólo dura lo efímero, esa estúpida planta que ignora la
tortuga,
esa blanda tortuga que tantea en la eternidad con ojos
huecos,
y el sonido sin música, la palabra sin canto, la cópula sin
grito de agonía,
las torres del maíz, los ciegos montes.
Nosotros, maniatados a una conciencia que es el tiempo,
no nos movemos del terror y la delicia,
y sus verdugos delicadamente nos arrancan los párpados
para dejarnos ver sin tregua cómo crecen las plantas del
balcón,
cómo corren las nubes al futuro.

¿Qué quiere decir esto? Nada, una taza de té.
No hay drama en el murmullo, y tú eres la silueta de papel
que las tijeras van salvando de lo informe: oh vanidad de
creer
que se nace o se muere,
cuando lo único real es el hueco que queda en el papel,
el golem que nos sigue sollozando en sueños y en olvido.


CORTÁZAR, Julio. "Salvo el crepúsculo", Buenos Aires, Ed. Alfaguara, 1996.


Querida Ana, mi dirección de correo es:

secomprachatarra@hotmail.com

ana said...

Querido Ubaldo, esta semana voy a poner las plantas en mi balcón. La pequeña higuera ya muestra un comienzo de sus hojas, pero las violetas todavía no la acompañan. Sólo tiene que hacer un poco de paciencia...